renovar-suelo

 

Pocas cosas hay que den peor aspecto a una casa, que un suelo viejo de terrazo.

Por eso cuando este verano reformé mi piso, y visto el buen resultado que había tenido al poner el suelo vinílico en el cuarto de baño, decidí renovar también con losetas vinílicas el suelo de la cocina.

Antes y después de la reforma del baño utilizando losetas vinílicas

Antes y después de la reforma del baño utilizando losetas vinílicas (enlace al post con la reforma sin obra del baño)

 

Esta vez utilicé unas baldosas auto-adhesivas de la marca “Tarkett” en Leroy Merlin, que imitaban lamas de madera en tonos grises.

renovar suelo con losetas vinilicas

 

Colocar estas losetas es muy (pero que muy) fácil. Solamente hay que quitarles el papel protector del adhesivo que tienen en la parte posterior, e ir colocando una loseta al lado de otra.

losetas-vinilicas-adhesivas

renovar-cocina-sin-obra

 

Al colocarlas hay que tener cuidado de apoyar bien el borde de una loseta contra la anterior sin que queden huecos y después posarla en el suelo.

reformar-cocina-sin-obra

 

Es importante que no quede el más mínimo espacio con las losetas contiguas antes de pegarla al suelo, puesto que el adhesivo es tan potente que si no la pegamos bien desde el primero momento… puede que no seamos capaces de arrancarla de nuevo para rectificar.

 

No todas las losetas de suelo son adhesivas. Las que usé para hacer la reforma del baño eran de click y solamente iban posadas en el suelo.

He grabado este vídeo para enseñaros los diferentes tipos de losetas vinílicas que hay en el mercado, y como cambia la colocación en función del tipo que elijamos:

 

A mí personalmente las que más me han gustado han sido estas, porque eran las más fáciles de colocar.

Como dato: en colocar el suelo de toda la cocina tardé unas 3 horas,  mientras que en el baño tardé más de siete, siendo la mitad de pequeño. Y pese a no estar machi-hembradas, una vez colocadas, la junta entre baldosas quedaba prácticamente invisible.

losetas-vinilicas-que-imitan-madera

 

Para rematar las esquinas, hay que recortar las piezas para que encajen en los huecos.

renovar-suelo-sin-obra

 

Las losetas vinílicas se cortan fácilmente con el cutter. Pero, a diferencia de las que utilicé en el baño, estas eran tan finas y flexibles que incluso se podían cortar con las tijeras.

cortar-losetas-vinilicas

Podéis ver mejor como cortar las losetas vinílicas en este vídeo:

 

Otra ventaja de que fueran tan finas, fue que al levantar tan poco del suelo (2 milímetros), ni siquiera tuve que lijar la puerta de la cocina para librar la nueva altura del suelo. A diferencia del baño, en el que como las losetas tenían casi 5 milímetros de espesor sí que me hizo falta tener que rebajar la puerta para que pudiera cerrar.

reformar-cocina-con-losetas-vinilicas

 

Por último,  coloqué un perfil metálico (también adhesivo) para rematar el suelo y proteger la junta de la suciedad.

renovar-una-cocina-vieja

 

Y este es el resultado después de unas cuatro horas de trabajo.
Impresionante, ¿verdad?

renovar-suelo

 

Si alguien se está preguntando qué tal resultado da usar losetas vinílicas en una estancia tan sucia como la cocina, diré que se friegan exactamente igual que cualquier otro suelo y que después de nueve meses de uso, siguen como el primer día. La única diferencia que he notado (a parte de la estética), es que ahora se nota mucho menos frío que con el terrazo ;-)

 

[box]

Materiales utilizados:

Total: 105,78€

[/box]