Hoy os voy a enseñar paso a paso las reformas de cocina que hice el verano pasado, sin necesidad de hacer obras y gastándome menos de 400 euros en total.

reformar-una-cocina-sin-obra-2

reformar-una-cocina-sin-obra-1

 

Las principales reformas que llevé a cabo para conseguir el resultado final fueron:

 

1. Pintar los azulejos

Aunque los azulejos de la cocina ya eran blancos, lo primero que hice fue darles una capa de la pintura para azulejos que me sobró de pintar el cuarto de baño. Y aunque el cambio era “de blanco a blanco”, la diferencia fue bastante notable, sobretodo al igualar el color de las juntas, de los azulejos rotos, etc:

pintura-para-azulejos

En la parte izquierda se aprecia como estaban los azulejos originales, y a la derecha como quedaban una vez pintados

Os conté mucho más sobre la pintura para azulejos, su aplicación y sus resultados en el post: Pintura para azulejos.

 

2. Cambiar el suelo

El suelo de terrazo que, aparte de horroroso, estaba en muy mal estado, le daba a la cocina el aspecto de estar siempre sucia. Decidí poner un suelo de losetas vinílicas y el cambio fue espectacular. Y solamente me costó 3 horas de trabajo y 105,78€.

renovar-suelo

Os conté el paso a paso de la colocación del suelo en el post: Cómo renovar el suelo de la cocina con losetas de vinilo.

Y tenéis más información sobre los diferentes tipos de losetas vinílicas y su colocación en el post: Losetas vinílicas: tipos y colocación.

 

3. Igualar las encimeras

La cocina tenía una encimera imitando granito gris oscuro, que no llegaba hasta la pared y que estaba deslucida en el lugar donde estaba colocado el escurreplatos.

encimera-estropeada

Como el que la encimera no llegara hasta la pared daba una impresión muy rara, tapé el mármol blanco con algunos trozos de las losetas vinílicas que me habían sobrado de forrar la pared del baño, y para tapar el corro que se había decolorado por el agua, compré una tabla de cortar LÄMPLIG de Ikea y la coloqué encima.

El resultado es una encimera de un aspecto mucho más nuevo y uniforme.

encimera-arreglada

 

Al otro lado de la cocina había un mueble que tenía encima una encimera horrorosa, que no llegaba hasta el final de la pared.

renovar-cocina-con-poco-presupuesto

 

Tenía claro que poniendo una encimera gris, que combinara con la encimera del lado opuesto, le daría a la cocina un aspecto mucho más uniforme, así que fui a mirar encimeras Leroy Merlin.

Leroy merlin no es una tienda especialmente barata (ni mucho menos), pero curiosamente es la tienda donde tienen las encimeras más baratas que he encontrado.

Las había clásicas imitando el mármol y el grafito (más parecidas a la encimera del otro lado), pero yo quería una que no fuera tan oscura y que diera un toque más moderno. Así que escogí una de color cemento claro que me encantó, y que solo costaba 19,95€.

Una vez colocada quedó así:

encimeras-baratas

 

4. Poner una barra para colgar las tazas y ganar almacenaje

Una vez colocada la encimera nueva, para liberar espacio y no tenerla siempre llena de cosas encima hice una barra para colgar las tazas  con una barra de cortinas, que me salió solo por 2,94€. Tenéis el paso a paso completo en el post: Como hacer una barra para colgar tazas.

barra-para-colgar-tazas-barata

 

5. Recolocar los muebles para ganar espacio de almacenaje

En la pared frontal de la cocina había un mueble que quitaba mucha luz, y sin embargo encima del frigorífico no había nada. Cambié el mueble de sitio para ponerlo encima del frigo y así despejar la pared.

Después coloqué unos rieles rieles en los que colgar utensilios de cocina, unos escurreplatos encima del fregadero (para poder quitar el escurreplatos que estaba apoyado en la encimera), y una estantería de acero inoxidable encima de la cocina para utilizarla como especiero.

ganar-almacenaje-en-la-cocina

 

Pinté el especiero con pintura en spray de color negro para que conjuntara con los rieles y el escurreplatos, y el resultado del cambio fue este:

ganar-espacio-de-almacenaje-en-la-cocina

 

También puse dos ganchos para colgar los paños de cocina (que antes no tenía) y compré un cubo de basura para dejar la basura fuera, en vez de tener los cubos debajo del fregadero.

cocina-mas-funcional

De esta manera conseguí dejar libre otro armario más para poder guardar cazuelas:

 

Como última medida para ganar almacenaje, compré varias bandejas para cubiertos y aproveché el hueco entre el horno y la cocina, y el hueco encima de la lavadora para ponerlas y tener más colocadas las cosas.

 

6. Renovar el aspecto del frigorífico

Ya os conté en el post “Renovar el frigorífico“, las odiseas por las que pasé cuando intenté darle un lavado al viejo frigorífico que había en la cocina. Menos mal que al final, conseguí un resultado más que decente gracias al vinilo que imita el acero inoxidable.

renovar-frigorifico

 

7. Unificar colores

Ahora que las dos encimeras eran grises y los rieles negros, ya no pegaba nada que el canto de los muebles y las manillas fueran de color madera.

Pinté los perfiles de los armarios con pintura de color blanco roto, y cambié las manillas por unas de acero inoxidable (todo de Brico-depot).

renovar-cocina

Como veis solamente el cambio de las manillas y los cantos, le dan a los armarios un aspecto mucho más limpio.

 

8. Dar un toque especial con vinilos decorativos

En la pared que está al lado del frigorífico había un reloj básico de Ikea que quedaba muy soso. Así que encargué un vinilo a medida en www.decorarconvinilos.com para hacer un trampantojo que diera la impresión de un reloj que colgaba de los tubos de la calefacción.

vinilos-decorativos

 

 

Estas son las fotos del resultado final:

renovar-cocina-con-poco-presupuesto-4

renovar-cocina-con-poco-presupuesto-1

renovar-cocina-con-poco-presupuesto-5

renovar-cocina-con-poco-presupuesto-3

renovar-cocina-con-poco-presupuesto-2

 

¡¡Estoy súper orgullosa de mi obra!! Sobre todo por el poco presupuesto que he necesitado para la reforma.

Cuesta pensar que el la misma cocina horrible y disfuncional de antes, ¿verdad?

reformar-una-cocina-sin-obra-2

 

Materiales utilizados:

  • Pintura para azulejos de la marca “Paint man” de Brico-Depot: 8,95€ el bote
  • 3 cajas de Losetas auto-adhesivas Tarkett (35,26€ la caja), con 10 baldosas cada una. Similares en Leroy Merlin: losetas vinílicas auto-adhesivas Tarkett. En total 105,78
  • Tabla de cortar LÄMPLIG de Ikea: 16,99
  • Encimera color cemento de Leroy Merlin: 19,95
  • Barra para colgar tazas:  2,94
  • Rieles FINTORP de Ikea: 7,99€ x 2
  • Ganchos FINTORP de Ikea: 2,99€ el paquete de 5 ganchos, x 2 paquetes
  • Escurreplatos FINTORP de Ikea: 7,99€ x 2
  • Cesto de rejilla FINTORP de Ikea: 6,99
  • Pintura negra en spray: 8,95€ en Brico-depot
  • Vinilo en rollo que imita el acero inoxidable: 45
  • Vinilos decorativos a medida: 24€ aproximadamente en www.decorarconvinilos.com
  • Gancho SVARTSJÖN para colgar paños de cocina de Ikea: 1,99€ x 2
  • Cubo metálico de basura: 40€ aproximadamente
  • Pintura blanco para el canto de las puertas: 8,95€ en Brico-depot
  • Manillas acero inoxidable: 1,99€ x 5 en Brico-depot
  • Macetas y plantas: 25€ aproximadamente.

Total presupuesto: 365,32