¡Mi nuevo salón ya va cogiendo forma!

 

Como ya sabéis, hace poco, mi casera accedió a tirarme el tabique que separaba el mini-comedor de mi casa del mini-salón, y que así me quedara un salón más grande… como agradecimiento por la reforma del baño que hice este verano (os lo conté en el post: reformar baño sin obra con poco presupuesto) y la reforma de la cocina (de la que prometo empezar a enseñaros fotos la semana que viene).

refomar-baño-sin-obra Antes y después de la reforma sin obra de mi baño

 

 

Comedor y salón (al fondo a la derecha), separados por el tabique transformar-un-salon-2 Demolición del tabique

transformar-un-salon-3

transformar-un-salon-4

 

Aunque una vez terminada la obra, el salón quedó muy grande y enraba mucha luz, las ventanas viejas de aluminio daban muy mal aspecto.

transformar-un-salon-con-cortinas-3 Perspectiva desde el sofá

 

Pensé en poner las cortinas naranjas que tenia en mi salón antiguo, pero solo tenía dos y me hacían falta cuatro… y ya no las venden :-(

Además, llevaba mucho tiempo viendo el salón en tonos naranjas y rojos y me apetecía cambiar de colores. Así que esta vez decidí decorar el salón en tonos verdes y grises.

Compré las cortinas en ciberdescans.com que es una web que he descubierto hace poco y comparando me pareció que tenía textiles de buena calidad, a bastante buen precio.

Pedí dos pares de visillos blancos y dos pares de cortinas grises… que una vez puestas, han quedado así:

transformar-un-salon-con-cortinas-4

Mucho mejor, ¿a que sí?

 

Al cambiar las cortinas, también me di cuenta de que había demasiadas macetas de colores marrones diferentes… que daban un aspecto un poco “sucio”, así que para que quedara todo mas coordinado, pinté de blanco dos de ellas:

transformar-un-salon-5

 

E hice una maceta que imita al cemento gris, para que pegase también con las cortinas (os expliqué el paso a paso en un post anterior: cómo hacer una maceta de cemento):

hacer-un-tiesto-de-cemento

 

Por último compré un hule con toques verdes, negros y blancos, para que le diera un tono más alegre a la mesa del comedor.

Una vez colocado todo, este es el cambio visto desde la puerta de la entrada:

transformar-un-salon-con-cortinas-1

 

transformar-un-salon-con-cortinas-2

 

Todavía me faltan por poner más plantas, colocar algún cuadro encima del sofá, etc. Pero solo con el cambio de los textiles hay que reconocer que ya ha ganado un montón, ¿verdad? ^_^

[box]

Cortinas:

Total: 110,60€

[/box]