Os voy a dar una idea para resolver un problema muy típico en casa con vigas: ¿qué hacer si queremos azulejar dos paredes que tienen diferente altura?

A mi me surgió este problema cuando este verano reformé mi baño.

Una de las cosas que hice para renovarlo fue azulejar la zona de la ducha con losetas vinílicas (os conté el proceso en el post: “Renovación del baño con losetas vinílicas“).

 

Pero cuando me puse a ello me di cuenta de que tenía un problema: una de las paredes tenía una viga bastante grande pegada al techo.

Por lo tanto, a la hora de poner las losetas vinílicas tenía dos opciones: azulejar hasta el techo tanto la pared lisa como la viga, o dejar la viga libre y azulejar solo la pared lisa hasta el techo:

paredes-con-vigas

 

Ninguna de las dos opciones me gustaba demasiado, pero tampoco podía azulejar la pared lisa hasta la altura de la viga sin más, porque quedaría muy raro que se cortaran los azulejos de golpe.

Hasta que me di cuenta de que había una otra opción: introducir un elemento que cortara ópticamente la pared a esa altura. Por ejemplo: una balda.

Compré un tablón a medida del ancho de la pared y la misma profundidad de la viga, y lo coloqué a ras de esta. Así, ya pude azulejar las dos paredes hasta la misma altura.

igualar-paredes-diferente-altura

 

Al poner la balda del mismo color que la pared, quedaba muy camuflada.

igualar-techos-diferente-altura

 

Además, una vez puesta la balda, también me sirvió para introducir elementos decorativos… Algunos de ellos claves para tapar defectos muy feos del baño.

Pero eso ya os lo contaré más extensamente otro día ;-)

igualar-techos-con-una-viga

igualar-techos-con-vigas